TV Digital

La implementación de la TV digital representa un avance innovador y creativo en la televisión abierta, ofreciendo a los espectadores una nueva visión de lo que es la TV, como el incremento posibilidades de interactividad, la ampliación en la programación y servicios más personalizados y todo con una calidad de señal de alto nivel.

La transición hacia la TV digital se está dando con una serie de acciones en la que la transmisión de señal de televisión analógica se sustituye por la de televisión digital, ese Switchover digital es parte del esquema para implementar el Plan de Frecuencias a nivel mundial, acordado en la convención de Ginebra. De acuerdo con el Digital TV World Household Forecasts de Business Wire, la penetración de señal digital en el mundo salió del 40.4% en 2012 para el 74.6% en 2015, y la previsión es de que hasta 2021 alcance a 98.3% de hogares con televisores.

La televisión digital tiene sus ventajas en términos de los beneficios que un usuario final puede obtener. Estas nuevas posibilidades que surgen con la TV digital diseñan un futuro aún más promisor para la TV abierta.
 El impacto de la televisión digital en Latinoamérica se prevé aún mayor de lo que tuvo en países desarrollados, siendo que aquí en la región la TV abierta asume un papel social como medio de entretenimiento y de información mucho mayor que en otros países.

Los sistemas de TV digital adoptados por los países de Latinoamérica son:

•   SBTVD –modelo basado en el sistema japonés, ISDB, adaptado a las características de la transmisión latinoamericana. Ha sido adoptado por Argentina, Brasil, Bolivia, Costa Rica, Paraguay, Perú y Venezuela, y está en prueba en Chile, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Uruguay

•   ATSC – sistema desarrollado en Estados Unidos que ha sido adoptado por los 3 países de Norte América, República Dominicana y El Salvador.

•   DVB – sistema desarrollado en la Unión Europea que ha sido adoptado también en Colombia y Panamá.

•   DTMB – sistema desarrollado en China que ha sido adoptado en Cuba.

La industria hace uso de esta tecnología para introducir nuevos productos y servicios a través de multiplataformas. La transmisión de televisión digital es más eficiente y más fácil de integrar. La fidelidad y la resolución de sonido son a la vez  mucho mejores en la televisión digital que la de las transmisiones analógicas.

Calidad de señal: El sistema de televisión digital permitirá aumentar significativamente la calidad de las transmisiones. En primer lugar la televisión permite una recepción mejorada, ya que no es tan sensible a interferencias geográficas y atmosféricas como la transmisión analógica. La señal digital llega sin fallas o ruidos.

Calidad de imagen: El sistema de compresión de señal permite que el mismo espectro utilizado en la televisión analógica (entre 480 a 525 líneas, con baja nitidez) transporte más datos (hasta 1080 líneas, con alta nitidez), posibilitando transmisiones en alta definición- HD. Las imágenes de televisión digital son transmitidas en formatos de pantalla ancha – normalmente 16:9, formato superior al 4:3 de la televisión analógica – que permite una mayor inmersión del televidente en el contenido.

Calidad de Sonido: La televisión comenzó con el sonido mono (un canal de audio), después desarrolló para el estéreo (dos canales, izquierdo y derecho). Y con la televisión digital pasará a seis canales (estándar utilizado por los sistemas de equipos sofisticados de sonido y home theater). El sistema de sonido surround ofrece un ambiente de audio más realista, aumentando la sensación de inmersión del espectador en la escena.

Interactividad: Además de imágenes y sonidos, otros datos pueden estar presentes en las transmisiones de la TV digital, lo que permite que informaciones sobre los contenidos transmitidos puedan ser accedidas mientras los televidentes ven sus programas. Otras aplicaciones de interactividad que dependen del retorno de informaciones utilizando Internet están en curso en todo el mundo, haciendo que las oportunidades para la TV digital sean prácticamente infinitas.

Es posible por ejemplo que el televidente tenga acceso a: la programación diaria del canal; informaciones adicionales sobre el programa y al casting; informaciones publicitarias sobre productos anunciados durante los cortes comerciales; contenidos especiales como principales noticias del día, videojuegos,  las recetas de los programas de culinaria, etc.

En el caso de que el televisor o conversor ofrezca un canal de respuesta de información, normalmente mediante un acceso a internet, es posible aumentar aún más la interactividad de los televidentes.

Con el canal de respuesta es posible que los usuarios interactúen con los programas de TV, participando de encuestas o enviando comentarios. También será posible que los televidentes se dirijan a la página web del canal o al de los anunciantes para comprar productos que hayan visto en los programas de TV, lo que se denomina T-Commerce.

Movilidad: En especial el modelo ISDB-T permite la recepción móvil de contenidos audiovisuales al igual que una televisión convencional, posibilitando que la TV esté presente en todos los momentos del día de las personas, durante el traslado al trabajo o en los horarios de almuerzo.

El estudio TV and Media de Ericsson Consumerlab comprueba que el crecimiento del consumo de contenidos audiovisuales no se da solamente adentro del hogar, en la sala de estar, sino también en otras partes de la casa o hasta fuera de la misma, a través de plataformas que permiten a sus usuarios el traslado de un lugar a otro sin perder parte del contenido transmitido.

Medición de audiencia: Están siendo desarrollados nuevos métodos de medición para la TV Digital multiplataforma y de multiprogramación. Estos nuevos sistemas pueden estar basados en software, que permite la recopilación de datos más eficientes y precisos para el análisis estadístico más amplio que el actual.

Con la TV digital, se amplía el concepto de la audiencia televisiva. Ahora va a ser posible identificar no solo qué canal está sintonizado pero sino también el contenido que se está transmitiendo, mejorando la calidad de medición y la precisión de los datos disponibles para los anunciantes y emisoras.

Aumenta el número de información ofrecida para una emisora en tiempo real. También es posible identificar un programa en segundos, minutos u horas después de haber sido transmitida y asignar su audiencia. Cada emisora podrá tener su propio sistema para medir la audiencia de sus programas.

Etiquetas: TV Abierta